%

Vocación

La vocación es una potencia que se materializa en el
producto final y, en ese sentido, Chatarras Miguel
Hernández mantiene un compromiso irrevocable con los
resultados.

Chatarras Miguel Hernández es una empresa pionera en la Región de Murcia en el sector del reciclaje de metales férricos y no férricos. Su trayectoria se inicia en el año 1947 gracias a la iniciativa de D. Juan Hernández Muñoz, a quien sucede su hijo, D. Miguel Hernández Paredes, con cuya gerencia se consolida como empresa líder en la gestión de residuos.  La generación actual, tercera en la dirección, asume el reto del comercio exterior y la apuesta por la innovación tecnológica constante.

La satisfacción y confianza de clientes y proveedores avalan la consolidación de su destacada posición en los mercados nacionales e internacionales.

 

Objetivos

Nuestra búsqueda de la excelencia en servicios y productos, apoyada en el binomio medio ambiente / progreso, ha otorgado a Chatarras Miguel Hernández  un valor añadido en el sector: la apuesta directa y decidida por la conservación de la naturaleza en la realización de nuestra principal actividad, la valorización de los residuos metálicos, convirtiéndolos en materia prima secundaria que se incorpora a un nuevo ciclo productivo, alargándose su vida útil, que es la base de la Economía Circular.

Nuestro compromiso

La vocación es una potencia que se materializa en el producto final, y en ese sentido, Chatarras Miguel Hernández mantiene un compromiso irrevocable con los resultados. Esta obligación se manifiesta en la permanente búsqueda de soluciones innovadoras y la creciente inversión en nuevas tecnologías para conseguir la mayor calidad de la materia prima.

Procesos

El desarrollo de la actividad de Chatarras Miguel Hernández se inicia con el proceso de recogida de los productos férricos y no férricos de las industrias y almacenes de nuestros proveedores. La carga y transporte de los materiales se lleva a cabo con nuestra flota de trailers y son trasladados hasta nuestros almacenes donde se inicia el proceso de revisión y clasificación de los residuos, realizado en todo momento por personal altamente cualificado.

Tras la clasificación, los materiales se distribuyen por las diferentes líneas de reciclado en las que se les aplican tratamientos específicos dependiendo del tipo de aleación y de la pureza requerida por nuestros clientes en función de su producto final, garantizando el porcentaje de eliminación de impurezas tanto metálicas como no metálicas.

Finalmente estos productos son almacenados en nuestros centros hasta su transporte a los diversos clientes, incorporándose de nuevo a la cadena productiva como materia prima secundaria y completándose así el ciclo de la Economía Circular.

La tecnología está activa en toda la cadena de producción, potenciada por la constante inversión en la formación del equipo humano que conforma a Chatarras Miguel Hernández.

Logística

Díganos qué necesita, dónde y cuándo, y deje el resto en nuestras manos.

En Chatarras Miguel Hernández disponemos de una flota de camiones propios, además de diversos acuerdos de colaboración con grandes compañías de transporte y reciclaje de todo el territorio nacional, por lo que estamos en disposición de ofrecerles un servicio rápido de recogida de sus residuos metálicos.

Nuestros almacenes están estratégicamente situados, a 5 km. de la terminal de carga de trenes (futuro Eje Mediterráneo) y a tan solo 50 km. del Puerto de Cartagena. Esta localización nos proporciona una muy alta capacidad de envío y recepción de productos desde cualquier parte del mundo, ya sea vía contenedor o a granel.

Si desea más información, consúltenos y aplicaremos soluciones específicas para sus necesidades.

Responsabilidad social corporativa

A día de hoy, el reciclaje se ha convertido en un tema de máximo interés para la sociedad y para la economía. Los científicos medioambientales nos han estado advirtiendo durante décadas que los recursos naturales de la Tierra se están agotando demasiado rápido y produciendo un desequilibrio que no es sostenible.

El reciclaje es el mejor medio que tenemos a nuestro alcance de frenar el deterioro al que hemos sometido a nuestro planeta durante el último siglo. Los beneficios medioambientales del reciclado pueden ser expresados de muchos modos. Es obvio que el reciclaje y la recuperación de residuos reduce enormemente los niveles de explotación de los recursos naturales, pero son igualmente importantes, aunque menos conocidos, los altos niveles de ahorro de energía y las espectaculares reducciones en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Mantener nuestro entorno natural es una responsabilidad que debemos asumir todos. Es de vital importancia que toda la sociedad, desde los creadores de los productos hasta los usuarios finales, se involucren y participen del nuevo concepto “7 Rs” de la Economía Circular que ha tomado forma a raíz del aumento acelerado de los residuos sólidos urbanos e industriales, y que ha llevado a la sociedad a considerar planteamientos diferentes que sugieran nuevas soluciones que se resumen en: Rediseñar, Reducir, Reutilizar, Reparar, Recuperar, Renovar y Reciclar.

Nuestro sector está directamente implicado en estos procesos de cambio, formamos parte de la solución y debemos ser conscientes de la importancia de la tarea que llevamos a cabo.

En Chatarras Miguel Hernández consideramos que el mismo desarrollo de nuestra actividad forma parte de nuestra política de responsabilidad social, participando activamente en la construcción de un mundo más sostenible, más equilibrado y con un mejor aprovechamiento de los recursos que la naturaleza nos proporciona. Asimismo entendemos que nuestro compromiso con la sociedad se basa en nuestra capacidad de generar y distribuir riqueza mediante el desempeño de nuestras actividades como empresa del sector del reciclaje.

En este ámbito de actuación se fundamenta la ética y la transparencia; el cuidado del medio ambiente y la seguridad, y el cumplimiento de nuestro compromiso con nuestros clientes, proveedores, el medioambiente y la sociedad.

SCROLL PARA CREAR